NOTICIAS

Análisis del primer año del T-MEC

martes, 13 julio, 2021

El Tratado de Libre Comercio entre América del norte fue revisado y actualizado a las nuevas necesidades y tendencias en el comercio exterior de estos tiempos; cuando se anunció este cambio, la incertidumbre vino a los mercados internacionales ya que los inversionistas en México temían por sus inversiones.

El 1 de julio del 2021 se cumplió un año de la entrada en vigor del Tratado México – Estados Unidos – Canadá (T-MEC) o por sus siglas en inglés USMCA. Y a pesar de la gran incertidumbre y negativas por parte de inversionistas y empresas en México, los resultados en este primer año presentan al TMEC como la salvación de la economía nacional.

¿Cuáles han sido los resultados?

La certidumbre que se ha generado gracias al tratado ha permitido tener grandes cantidades de inversión extranjera directa en nuestro país y con proyectos que se vislumbran en un corto y mediano plazo.

Durante el 2021, México se ha convertido como el principal socio comercial de Estados Unidos. Este acceso libre al mercado estadounidense convierte a México, además, en un destino privilegiado para invertir, por lo que la UNCTAD lo ubicó dentro del top ten de los países que más capitales atrajeron en 2020.

Por otro lado, no debemos olvidar los compromisos que se tienen al formar parte del tratado de libre comercio. Se pactó que México haría los cambios legislativos necesarios para cumplir con este tratado, y esa es una tarea pendiente que la próxima legislatura deberá de abordar.

Gracias a los esfuerzos de Estados Unidos para lograr la reactivación de su economía; estarán generando demanda por productos mexicanos de manera natural, en donde se debe trabajar en las áreas facilitación de comercio, energías limpias, el desarrollo digital en los procesos de manufactura y fabricación de productos.

El TMEC sin duda generará mayores resultados positivos en la economía mexicana, siempre y cuando México es genere políticas que permitan la facilitación del comercio con nuestro vecino del norte, a su vez trabajar en el desarrollo de tecnología para incrementar la productividad de las plantas y ofrecer nuevas oportunidades que permitan captar mayor inversión extranjera.

Además, debemos de generar un crecimiento equitativo en todo el territorio mexicano ya que el T-MEC ha generado el 77% de la riqueza nacional en únicamente cinco entidades del norte (Baja California, Nuevo León, Chihuahua, Sonora, Tamaulipas) que concentran el 83% de la Inversión Extranjera Directa (IED); el 47% de las exportaciones; el 59% de inversión en infraestructura.

Las necesidades son claras para México y la visión debe de cambiar para sacar el mayor provecho de nuestra cercanía con Estados Unidos y tener el mejor tratado de libre comercio al mercado internacional más grande. Los resultados que se esperan para los próximo 5 años serán buenos pero está en México hacer de esos pronósticos algo mucho grande en resultados reales.