NOTICIAS

Falta de capacidad en los puertos estadounidenses ante el aumento de la demanda.

lunes, 14 junio, 2021

Las cadenas de suministro globales se están desquebrajando y el mercado de Estados Unidos en su proceso de reactivación creo deficiencia en sus puertos, haciendo subir los precios, creando escasez y causando caos a los consumidores de los servicios marítimos. En los últimos siete meses el complejo portuario de contenedores de Los Ángeles-Long Beach, el más grande de Estados Unidos,  se podía ver hasta 40 portacontenedores anclados, sin ningún lugar adonde ir. No hay espacio en los puertos. Se está viendo hasta 100,000 contenedores, que contienen de todo, desde zapatos para correr y artículos electrónicos para el hogar hasta mariscos y muebles congelados, esperando ser descargados y luego enviados a fábricas, tiendas y hogares en todo el país.

Los puertos estadounidenses están muy saturados, un problema que no desaparecerá con la pandemia. Ningún puerto de EE. UU. Estuvo representado en los 50 principales puertos de contenedores a nivel mundial en desempeño de productividad, según el nuevo Índice de Desempeño de Puertos de Contenedores del Banco Mundial e IHS Markit, publicado el mes pasado. Por lo que al tener una demanda mucho mayor a la habitual debido a la desestabilidad ocasionada por la demanda generó mayor caos en sus puertos. Además la falta de mano de obra ocasionado a los estímulos que dio el gobierno a ha generado poca oferta para atender las necesidades de los puertos.

La interrupción del flujo de mercancías se ha producido repetidamente en los puertos de EE. UU., Por no mencionar incidentes globales como el bloqueo del Canal de Suez, las olas que envían miles de contenedores a la mar. Menos del 1% del plan de infraestructura de Biden de $ 2.3 billones está programado para puertos y vías fluviales. Pero ninguna cantidad de gasto podría eliminar todos los obstáculos para un flujo fluido de mercancías a través de los puertos estadounidenses.

Dado que es difícil pronosticar los flujos comerciales semanalmente, y mucho menos anticipar pandemias, disputas comerciales y ciclos económicos, el resultado inevitable son los frecuentes desequilibrios en la oferta y la demanda y las demoras.

Como resultado, los operadores y transportistas de flotas, y los clientes, tienen que aceptar interrupciones periódicas. Eso significa un mayor enfoque en cambio en la resiliencia. Un riesgo inminente es geopolítico: con el aumento de las tensiones entre Washington y Beijing, vale la pena tener en cuenta que el 42% de todos los contenedores que llegan a los EE. UU. Provienen de China.

La oportunidad está clara para México, su posición geográfica pone en mira nuestro mercado. Lo importante es agregar valor a nuestra materia prima es decir entregar producto terminado, agregar procesos de manufactura para ser el proveedor principal en América latina.

 

FUENTE: Journal of commerce:  Mr. Tirschwell.