NOTICIAS

Economía circular en la logística y el transporte

lunes, 5 abril, 2021

En un mundo con mayores facilidades de compra, en donde los productos cada día son más desechables y la cultura del desecho es cada día más notoria en la forma de vida de las personas. Especialistas de la ONU sugieren como método de desarrollo y crecimiento económico sustentable la ECONOMIA CIRCULAR.  Pero ¿Cómo afectaría esta Economía propuesta por la ONU en la cadena de suministro mundial?

El sector del transporte y logística es uno de los más relevantes para capitalizar la Economía Circular.

La economía circular ofrece un escenario de múltiples soluciones para el desarrollo económico abordando el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el incremento de residuos y de contaminación, al mismo tiempo que garantiza un desarrollo y crecimiento económico.

El diseño del uso de energías y materiales renovable hace que la economía circular revolucione la forma en que producimos y consumimos. El modelo se basa en tres principios: eliminar residuos y contaminación; mantener productos y materiales en uso, y regenerar sistemas naturales.

Una economía circular se propone mantener siempre los productos, componentes y materiales en sus niveles de uso más altos y se distingue entre ciclos biológicos y ciclos técnicos de lo que se produce.

Los diferentes modelos de negocio de Economía Circular implican diferentes maneras de utilizar los materiales, componentes o productos. Para ello, son necesarios procesos logísticos adicionales para llevar a cabo estas reincorporaciones de los productos y materiales nuevamente a la cadena de suministros y los flujos de retorno (logística inversa). Su eficiencia con la gestión de la cadena de suministro, los procesos de fabricación, reparación, refabricación y reciclaje tendrán el papel principal para poder llevar a cabo el modelo planteado.

La buena coordinación logística en el modelo de economía circular nos acercará a unas ciudades más “smart” y a una sociedad más consciente en la gestión de sus recursos.

Tendencias como el e-commerce, las tendencias en transporte autónomo, así como el incremento en la logística inversa harán que las funciones de tránsito deban ser rediseñadas en las ciudades. En esta transición, cabe destacar la importancia de pensar en la logística de la última milla y del último metro en las ciudades, para entrega de materiales a su destino final.

Algunas iniciativas para considerar, las cuales han sido ejemplo para los procesos logísticos actuales que tomaron en cuenta la economía circular son:

  • Conceptos B2B (Business to Business) como Green City Distribution, Binnenstadservice, y Cargohopper en Holanda
  • Conceptos B2C (Business to Consumer) de logística inversa de DHL
  • Nuevos sistemas basados en la colaboración entre distribuidores por localización del destino (misma calle/barrio/distrito), por sector/producto, o entre compañías de transporte. La digitalización es una buena palanca para dar forma a esas colaboraciones.

Algunas de las compañías que ya utilizan la economía circular a partir del 2020 son:

AB InBev

Para demostrar que la innovación en la economía circular no se limita a los pequeños emprendimientos de nuevas tecnologías, la mayor cervecera del mundo quiere que, para 2025, el 100 % de sus productos se venda en envases retornables o hechos mayormente con material reciclado.

HYLA Mobile

HYLA Mobile trabaja con muchos de los principales fabricantes y proveedores de servicios del mundo para reconvertir y reutilizar los dispositivos móviles desechados y sus componentes. Se estima que se han reutilizado más de 50 millones de dispositivos

Close the Loop

Esta empresa australiana ha pasado más de una década recuperando valor de viejos cartuchos de impresora y plásticos blandos. Esta innovación convierte estos materiales en carreteras.

Walmart México

La cadena minorista consiguió ahorros por valor de 207 millones de pesos gracias a la logística inversa en sus operaciones en México y evitó que sus unidades de transporte recorrieran en vacío más de 33 millones de kilómetros por la recolección del cartón y el playo.