NOTICIAS

Estados Unidos y China, ¿En una falsa guerra comercial?

Martes, 19 noviembre, 2019

Recientemente se anunció un acuerdo parcial y por etapas en la guerra comercial que existe entre Estados Unidos y China, sin embargo, pareciera que este conflicto no va a terminar, pues constantemente existen razones para considerarse que no hay fundamentos comerciales, pues las dos economías más grandes del mundo, probablemente en realidad buscan posicionarse como el líder tecnológico, económico y político.

De acuerdo con Carolina Pan, del Departamento de Investigaciones de la Universidad de Harvard y Andrés Domínguez, Director de Red Consultora, existen datos y razones importantes que hacen evidente que se trata más de una lucha de poder que de comercio.

Para esto, revisemos que, en repetidas ocasiones China ha sido acusada por sus principales socios comerciales, desde Estados Unidos, Japón, Hong Kong, Corea del Sur y Alemania, por plagio en tecnología, diseño y procesos; sin embargo, la imitación no supone un riesgo, sino más bien, la preocupación es que, China logre convertirse en la máxima potencia tecnológica mundial en un corto plazo.

Y es que, vemos que últimamente China ha destinado mayor inversión a la investigación y desarrollo, además, cada vez son más chinos que estadounidenses los que se gradúan de posgrados en ingeniería y ciencias. Así también, en los últimos años ha habido un notable incremento en el número de patentes chinas. Aunque su porcentaje del PIB aún está lejos de Estados Unidos, China ha logrado convertir su tecnología en política de estado, posicionándose con varios programas que ha patrocinado como es el caso de ‘’Hecho en China 2025’’ y el ‘’Programa Nacional de mediano y largo plazo para la ciencia y el desarrollo tecnológico’’.

Por lo que, China está creciendo a pasos agigantados en el plano tecnológico y, por consiguiente, Estados Unidos se siente amenazado ante una posible pérdida de poder de mercado, pérdida de empleos y una amenaza a la seguridad nacional, esto a causa de varias acusaciones de espionaje al gobierno chino y a Huawei, el segundo mayor productor de teléfonos celulares en el mundo, por ser supuesto cómplice de estas actividades.

Y como consecuencia, se le prohibió a la empresa participar en la construcción de la red de infraestructura móvil 5G en Estados Unidos, Japón, Australia y Nueva Zelanda. Ahora, varios países de Europa, Corea del Sur y Canadá.

A principios del año 2000, con la apertura comercial china, Estados Unidos perdió la cuota de mercado, en las industrias de indumentaria, textiles, muebles, etc. De manera que, la pérdida de liderazgo de Estados Unidos implica poner en riesgo el empleo en estos sectores, pues son los más calificados y mejores pagados. Tomando en cuenta que, el salario promedio en las industrias tecnológicas es 75% mayor al salario promedio americano, y al perderse estos empleos, habría consecuencias en el bienestar económico social.


Fuente:

  • Departamento de Investigaciones Universidad de Harvard
  • Red Consultora