Tecnología, sostenibilidad y demanda son los tres factores que están revolucionando y definirán el camino de los almacenes en nuestro país. En la medida en que avanza la tecnología y cambian las dinámicas empresariales, el futuro de los almacenes en México aproxima un sinfín de transformaciones significativas. Además de presentar cambios en la forma en que se almacenan y gestionan los productos, también se redefinirán la eficiencia de la cadena de suministro, la adopción de nuevas tecnologías y la adaptación a las nuevas demandas del mercado.

Tecnología

La automatización e implementación de robots en los almacenes comienza a verse reflejado cada vez más en nuestro país. De primera instancia podría parecer que es un gasto fuerte para la empresa, sin embargo, es una inversión rentable al reducir el error humano en la parte logística del almacenaje y al reducir en un porcentaje los empleos dentro del almacén.

“Cristian Ahumada comentó que la implementación adecuada de los recursos tecnológicos como los robots en los almacenes, eleva el costo hasta 50% comparado con la ejecución manual, realizada en el pasado.” (Josué Guerrero, 2023, párr.7)

Con la automatización de los almacenes se busca ocupar de manera eficaz cada rincón del almacén. El uso del big data y los softwares especializados permitirán a la compañía tener información y datos en segundos sin una intervención humana en el almacén, y así poder lograr un flujo de trabajo constante.

Los almacenes oscuros es otra de las tendencias que depara en almacenamiento en este 2023, los cuales funcionan prácticamente sin intervención humana, las 24 horas del día, sin interrupciones o descansos. Estos almacenes se caracterizan por ser autónomos y estar totalmente automatizados. A su vez, contribuyen a la sostenibilidad ya que no es necesario trabajar con luz.

Sostenibilidad

El sumarse a iniciativas ecológicas desde la producción hasta el empaquetado de los productos ha permitido que las empresas cumplan con las normativas y los requisitos que promueven el cuidado del medio ambiente, y así puedan seguir importando y/o exportando.

En varias ocasiones el contar con estos requisitos te exenta de algunas obligaciones o te da beneficios y aprobación del mercado. Esta tendencia continúa a la alza en los próximos años y ha sido primordial en el almacenaje de las empresas.

Los vehículos eléctricos son el proyecto en el que la mayoría de las compañías han comenzado a invertir para contribuir al cambio climático. Con los vehículos eléctricos es posible reducir la huella de carbono y circular sin verse afectados por las restricciones para unidades contaminantes.

Demanda

La sobrepoblación en ciertos países ha provocado que los espacios de almacenamiento dentro de las ciudades sea cada vez menor, un claro ejemplo de este efecto lo vemos en México, donde solo existe el 2.7% de disponibilidad para almacenes, una de las cifras más bajas comparadas con otras regiones del continente americano.

Ciertas empresas han comenzado a enfrentar los retos de almacenamiento externalizando algunas funciones de servicios a terceros. Con la ayuda de proveedores de almacenamiento, las empresas pueden afrontar necesidades puntuales sin arriesgarse a la inversión que supone ampliar el espacio propio.

La tendencia en los países asiáticos comienzan a ser los almacenes verticales robotizados, en América Latina no los veremos en el corto plazo, pero sí en un futuro. En Asia este proyecto ha comenzado por la sobrepoblación que se vive, en donde se han visto en la necesidad de comenzar con construcciones verticales; dichas construcciones suelen ser muy costosas en temas de estructuras robotizadas y los softwares de administración del inventario que se necesitan para operar y que son complejos.

 

Todas estas mejoras y adopción de tecnologías y nuevos procesos conducirán a una mejora significativa en la cadena de suministro y los procesos logísticos de las empresas. Dicha mejora se traduce en una toma de decisiones más informada y una optimización continua de los procesos logísticos; sin dejar de lado los desafíos relacionados con la capacitación de personal y la adaptación a estos cambios tecnológicos para asegurar un futuro exitoso en la gestión de almacenes en México.

Tags: