Remontémonos a 1950 y seguramente han escuchado al menos una vez en su vida a Turing, para refrescarles un poco más la memoria, Alan Turing es considerado uno de los padres de la ciencia de la computación y precursor de la información moderna; fue él quien creó el campo de la inteligencia artificial en 1950 con su artículo Computing Machinery and Intelligence. Lo que él exponía en su artículo era la famosa Prueba de Turing, en donde buscaba saber si una máquina era inteligente o no, defendía la probabilidad de imitar el pensamiento humano a través de la computación. Es probable que hayas escuchado que la Inteligencia Artificial (IA) es uno de los campos que más ha revolucionado en las empresas, hablando de cuestiones tecnológicas, y que será protagonista en los próximos años; y para poder entender cómo revolucionará en el campo empresarial y logístico era imperante conocer de dónde viene este término. ¿Ahora, ya recuerdas haber escuchado antes a Turing?

La IA es la referencia que se le hace a las máquinas y sistemas que imitan la inteligencia humana para la realización de tareas y la recopilación de información. Algo muy importante de mencionar es que la Inteligencia Artificial no pretende reemplazar a los humanos, lo que busca es mejorar las capacidades y contribuciones humanas. Según los términos de Oracle, “el principio fundamental de la IA es replicar, y luego superar, la forma en que los humanos perciben y reaccionan ante el mundo” (Oracle, párr.5); es por esto que la Inteligencia Artificial se ha convertido en un activo muy valiosos para las empresas por el cuál están dispuestas a invertir millones.

Aplicación de la IA en la Logística

La Inteligencia Artificial promete muchas mejoras en tiempo, dinero y recursos para la logística, principalmente en la cadena de suministro. Antes las empresas adaptaban sus sistemas logísticos a la demanda y los cambios que se presentaban en el mercado, ahora con la IA, las compañías pueden prever el comportamiento del mercado para planificar y distribuir sus recursos de mejor manera. Aquí algunos ejemplos:

  • El uso del Big Data para predecir las tendencias de consumo y así evitar una sobreproducción, permite a las empresas planificar con certeza su almacén y su plan logístico que llevarán a cabo para la distribución de sus productos.
  • Los almacenes automatizados han sido otra de las mejores aportaciones de la IA, ya que mediante robots se llevan a cabo operaciones de transporte y colocación de productos de manera autónoma, lo que da como resultado un ahorro en tiempos.
  • La gestión y planificación de rutas para tener información en tiempo real sobre el tráfico y arrojar nuevas rutas que harán el reparto más eficiente, reduciendo para la empresa los costos y tiempos de entrega.

¿Cuál es el futuro de la IA en la Logística?

Las mejoras continúan en la automatización y modernización de los procesos en los almacenes y centros de distribución. El 71% de los responsables de fábrica planean automatizar más su centro logístico entre 2020 y 2024. También se espera que estos sistemas ayuden a las empresas a reducir sus niveles de contaminación con programas o nuevas formas de distribución más eficaces, ya que la actividad logística es la responsable de 25% de las emisiones de CO2; y los países tienen un compromiso de contribuir con la descarbonización del transporte para el 2050, por lo que la IA les ayudará a encontrar nuevas formas de distribución que reduzcan estos niveles de contaminación. Otra de las ventajas que vendrán con la IA es el reclutamiento y la selección de personal, de hecho el 60% de las compañías creen que el reclutamiento laboral, la eficiencia y la productividad de los trabajadores serán sus principales desafíos logísticos.

Algunas cifras…

  • Para el 2023, la industria logística global aumentará su inversión en esta tecnología en 250 %.
  • En el 2021, el 64% de las empresas del sector manufacturero a nivel global ya implementaban la IA en sus operaciones.
  • Las empresas de mensajería y logística pueden reducir las existencias hasta un 75%.
  • Se pueden recortar los costos administrativos en 80 % y disminuir los costos de almacenamiento entre 15 % y 30%.
  • El 80% de los gerentes manifestaron su intención de mejorar el gasto en esta tecnología, ya que lo consideran necesario para prepararse ante escenarios de inestabilidad extrema.

Dentro de la tecnología y los avances que se han tenido y se esperan a futuro, la IA está haciendo muy bien su tarea, ya que les permite a las empresas reducir el margen de error, distribuir de mejor manera sus recursos ahorrando tiempo y dinero. Como se mencionó con anterioridad, la IA no pretende reemplazar al ser humano, busca ayudarlo a realizar tareas que requieren de mucho tiempo en cuestión de segundos, analizar grandes volúmenes de datos, ver todo aquello que muchas veces no nos damos cuenta, y arrojarnos datos duros que ayudarán como base para una mejor toma de decisiones en las compañías. La Inteligencia Artificial es un activo muy valorado por el que toda compañía está dispuesta a invertir millones.