A inicios de este año el empresario Mark , creador de Facebook y dueño de Instagram y WhatsApp habló del gran cambio que tendría su compañía al ahora cambiar de nombre a Meta, pero su nombre no es lo único que cambió, sino que ahora se uniría a algo llamado Metaverso.

Y no es el único que está hablando de ello, sino que son muchas las empresas que están entrando al desarrollo de aplicaciones y productos tecnológicos. Entre las que destacan está Nvidia, Apple, Google y Alibaba.

Pero este concepto va más allá de solo redes sociales, también se puede implementar en las mejoras a la logística y transporte, ya que contempla tecnologías de digitalización como la realidad virtual, el blockchain, la inteligencia artificial y el internet de las cosas.

 

¿Qué es el Metaverso?

El Metaverso es un concepto que mezcla el prefijo griego meta que significa “más allá” y la palabra universo y básicamente busca ofrecer a los usuarios experiencias multisensoriales e inmersivas.

Algo que cabe aclarar es que este concepto no es 100% nuevo, sino que se empezó a hablar en 1992 al respecto en libros y posteriormente se implementó en videojuegos como Second Life o Sims

Lo que genera es un nivel de conectividad por medio de internet con características como:

  • El usuario puede interactuar no solo con otros usuarios sino con objetos físicos o escenarios virtuales.
  • A través de la realidad virtual el usuario puede acceder a simulaciones de un entorno real desde un espacio delimitado.
  • Aún cuando el usuario se desconecte del metaverso, la actividad dentro continúa.

Las posibilidades de uso son ilimitadas ya que gracias a la tecnología 5G, el VR, Blockchain, NFT y VR el usuario puede comprar y vender como en el mundo físico.

 

¿Cómo se puede aplicar en la logística?

Y ahora, ¿esto cómo ayudará a la logística? Una de las maneras en las que el metaverso podría ser de beneficio para la logística es por medio de las simulaciones de procesos a través de algo llamado “digital twin”.

Estos “digital twins” pueden simular un objeto o un proceso con el fin de detectar mejoras y optimizaciones.

Una de las empresas que ya está avanzando en este tema es Nvidia que creó el software Nvidia Omniverse que permite crear réplicas virtuales con la ayuda de la red 5G, el big data y la inteligencia artificial y que ya tiene clientes como BMW, Ericsson, Siemens y Lockheed Martin.

Pero los “digital twins” no solo pueden ayudar a agilizar la logística, sino que también pueden ayudar en la capacitación dentro de los almacenes y centros de producción lo que reduciría costos y tiempos.

Otro ejemplo ocurrió en DHL, ya que implementaron procesos de selección de mercancías con el uso de lentes de realidad virtual y esto está ayudando a reducir el margen de error y a ahorrar en costos.

De igual forma, con la facilidad de las reuniones a través de este medio se están creando propuestas de eventos logísticos mundiales que emulará una feria de negocios física.

 

¿Qué cambios tendrá el e-commerce?

Uno de los cambios más importantes que traerá el metaverso será en la experiencia de compra del e-commerce.

Esto porque se plantea crear showrooms y demostraciones de productos que las personas no solo podrán ver, sino que también podrán probar e interactuar con ellos, así como recibir un servicio al cliente personalizado.

En 2017, la empresa Walmart ya estaba en miras de intentarlo cuando lanzó un video de cómo sería la experiencia de comprar con lentes de realidad virtual en el que un empleado te acompaña en todo momento y te indica en dónde está todo lo que necesitas.

Estos mundos virtuales ponen sobre la mesa también la importancia que tendrá agilizar el proceso de pago en el metaverso, ya que los usuarios querrán adquirir todo más rápido por lo que las empresas deberán considerar pagos a través de QR, Tokens, NFT, entre otros.

Ya se cuenta con algunos ejemplos de estas tiendas, sobre todo en los videojuegos y este Ralph Lauren en diciembre abrió una tienda digital para vender accesorios y ropa de Roblox.

 

Retos que se pueden presentar

  • Fallos en las primeras etapas de experiencia al cliente
  • Falta de capacidad para cumplir con entregas en tiempo récord
  • Apertura y seguridad con los datos que se usarán del cliente