En los últimos 20 años, tuvo un auge el concepto del fenómeno del offshoring –que consiste en subcontratar parte de la producción a proveedores de países de ultramar, principalmente en Asia– específicamente el gigante asiático China, país que ha perdido atractivo, y cada vez son más las compañías que consideran relocalizar esos eslabones de su cadena de suministro al país más cercano a su base de operaciones y este modelo es llamado nearshoring. Y México cuenta con una de las ubicaciones geográficas más importantes de todo el mundo.

En el sector industrial esta práctica nueva llamada nearshoring está tomando mayor auge en los últimos dos años y México, al compartir frontera con los Estados Unidos, es uno de los países que mejor está aprovechando sus beneficios.

Además México cuenta con una de las economías con mayor apertura comercial con tratados de libre comercio con los principales actores económicos del mundo, así como puertos marítimos que conectan con los principales puertos en todo el mundo hacen de México la joya latina para el modelo Nearshoring.

 

Nearshoring: En respuesta al cambio en el mercado

De acuerdo con analistas, las principales razones que hicieron a las empresas globales dejar de ver a China como el destino de inversión para manufactura fueron: el aumento de costos –especialmente en mano de obra– y la guerra arancelaria con Estados Unidos en los últimos años y recientemente los costos logísticos que incrementaron en un 300. De igual forma la incertidumbre generada por la falta de equipo vacío en dicho país genera retrasos significativos en rutas así como mercancías paradas sin poder ser subidas a buques para su tránsito.

 

¿Por qué es importante para México?

En el contexto actual del comercio internacional, el nearshoring es la estrategia de negocios que permite a las compañías acercar los centros de producción a sus mercados de consumo, con el objetivo de generar beneficios en materia logística y de transporte.

Con la entrada en vigor del nuevo Tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), México se convirtió en pieza clave para compañías globales que buscan mantener una posición competitiva en el mercado de América del Norte ya que se mantuvo la certidumbre de entrada de productor mexicanos a EEUU. Aunado a ello los costos logísticos de México a EEUU en transporte terrestre y ferrocarril son muy baratos en comparación de los fletes marítimos actuales de China que seguirán al alza hasta 2023.

 

Ventajas del nearshoring en México

Cada vez existen más zonas con alta competitividad en México; tales como Nuevo León, específicamente el gigante mexicano Monterrey y toda su zona metropolitana, el bajío , Zacatecas, Guanajuato, Querétaro, etc.

Estas zonas de alta competitividad ofrecen múltiples beneficios tales como:

  • Costos laborales competitivos
  •  Costos logísticos reducidos
  •  Infraestructura logística
  •  Cadenas de abastecimiento rápidas y seguras
  •  Tiempos de transito costos
  •  Comunicación directa y rápida
  •  Mano de obra calificada, somos exportadores de ingenieros y licenciados expertos en producción, diseño y comercio exterior
  •  Sectores industriales altamente especializados:
    -Aéreo
    -Automotriz
    -Manufacturas
  •  Protección de la propiedad intelectual
  •  Aranceles más bajos con aplicación del T-MEC y otros tratados de libre comercio

Ante el nuevo mercado y el cambio generado por los diferentes acontecimientos en los últimos años hacen de México una potencia receptora de inversión extranjera directa y el mayor país en América Latina con potencial para crecimiento logístico y de comercio exterior. Sin duda alguna este nuevo concepto nearshoring ha favorecido a países como México para sustituir a los países como China y convertirse en los proveedores directos de sus países fronterizos.

 

 

Tags: