México es el principal exportador en América Latina de muebles como sillas, asientos y sillones pero cerca del 67% de la madera que utiliza para fabricar es importada. Eso a pesar que contamos con la materia prima calificada.

De acuerdo con la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), en México se consumen aproximadamente 27 millones de metros cúbicos de madera en rollo anualmente, pero de esos 27 millones solo 9 millones se producen de manera local.

Esto indica que casi el 67% es madera que viene del exterior. El sector forestal ha importado durante los últimos seis años, productos maderables forestales –incluyendo celulosa y papel– por un valor de 9,405 mdd provenientes principalmente de Estados Unidos (43%), Brasil (13%) y Chile (12%).

Esta madera llega a México y es utilizada para fabricar muebles de interior como sillas, asientos, sillones, entre otros.

Grandes empresas extranjeras y mexicanas del sector han visto una gran oportunidad en México y eso ha atraído grandes inversiones al país.

Tal es el caso de la mueblera china Kuka Home, fabricante de camas, sofás, sillas y colchones, que invirtió alrededor de 100 millones de dólares en una planta de manufactura de tapicería en Salinas Victoria, Nuevo León.

Kuka Home actualmente produce en cinco fábricas situadas en China y hace sinergia con más de 10 equipos de diseño de Italia, Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña y Francia.

Otra empresa es SUNON, que invirtió 50 millones de dólares en su operación en Nuevo León. Ellos fabrican muebles para oficina, poseen más de 800 patentes, reconocidos premios de diseño y una red de comercialización en más de 108 países.

También la firma canadiense de tapizados para muebles Palliser, hizo una inversión destinada a expandir su planta en Coahuila para redoblar su producción y aumentar su exportación al mercado europeo, donde coloca sus productos en países como Francia, Alemania e Inglaterra.

 

¿Qué es el IMMEX y cómo beneficia a las muebleras extranjeras?

En México existe un programa de fomento a la exportación exclusivamente para que los fabricantes extranjeros queden exentos de impuestos generales de la importación, impuestos al valor agregado (IVA) y de las cuotas compensatorias.

Por sus siglas IMMEX se refiere a Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicio de Exportación. Este permite que puedan importar materias primas y componentes a México para que sean elaborados, transformados o arreglados.

Se dirige especialmente a personas morales y cuenta con varias modalidades: Industrial: Incluye a todas las fábricas manufactureras.

Albergue: La fábrica nacional participa en la cadena de elaboración de una empresa y el producto final se regresa exclusivamente a la misma empresa extranjera.

Servicios: Empresas que se dediquen a brindar servicios a otras empresas, por ejemplo, de limpieza, de operación, de mantenimiento, etc.

Terciarización: Empresas certificadas que no cuenten con instalaciones para realizar procesos productivos y entonces realicen las operaciones de manufactura a través de terceros.

En cuanto a exportaciones, México exportó en los últimos seis años 2,875 millones de dólares principalmente a nuestro país vecino Estados Unidos (94%), Canadá (1%), China (1%) e Italia (1%)