La innovación y la renovación de infraestructura son fundamentales hoy en día para garantizar la funcionabilidad logística de un país. Sin ellos las ventajas competitivas de una zona geográfica se ven afectadas por el rezago y la falta de operatividad en sus rutas de distribución.

Por ello México no puede quedarse atrás; ya que es el motor exportador de América Latina por lo cual, en el paquete de infraestructura, nos encontramos con varios proyectos que tienen como objetivo destacar las ventajas competitivas de nuestro país haciéndolo una mayor foto de inversión extranjera y un país para distribuir productos a todo el mundo.

Uno de los proyectos más ambiciosos y que cambiarán el comercio en México es el llamado ¨Megaproyecto del Istmo de Tehuantepec”.

Se denominó, Megaproyecto del Istmo de Tehuantepec a la propuesta moderna de utilización del espacio mexicano más corto entre los dos océanos, a fin de trazar una vía de comunicación que permita vincular a las economías más poderosas del mundo, en el contexto de la globalización, y, al mismo tiempo impulsar un conjunto de “proyectos detonadores” industriales, agroindustriales, forestales, petroquímicos, mineros, pesqueros, turísticos y de infraestructura urbana.

La modernización de las estructuras portuaria, ferroviaria y carretera son claves en esta empresa, con los polos más visibles en Veracruz (Coatzacoalcos) y Oaxaca (Salina Cruz). La misión del CIIT es impulsar el desarrollo integral, sostenible, sustentable e incluyente de la región del Istmo de Tehuantepec, con pleno respeto a la historia, la cultura y las tradiciones del Istmo oaxaqueño y veracruzano, para lo anterior el CIIT suma las misiones de manera integral de las Administraciones Portuarias y del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, para desarrollar y proporcionar infraestructura y servicios de alta calidad.

El rediseño de la geo-economía mundial en proceso y las proyecciones de la misma para los próximos 25 y 50 años marcan la lógica de los megaproyectos de interconexión de las grandes cuencas marítimas comerciales: Atlántico Norte, Pacífico, océano Índico y mar de la China. El Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2021 contempla un monto de 4, 704,339,864 pesos.

De acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el 70% de esta cifra está contemplado para el Corredor Interoceánico del Istmo, con 3,319,424,292 pesos, de los cuales 229,774,707 pesos se utilizarán para el desarrollo de Infraestructura Portuaria en la Laguna de Pajaritos, Etapa 2.

El restante 30% del presupuesto que ha sido solicitado para el 2021 en la región se utilizaría en el Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT), con un total de 1,384,915,572 pesos, lo que significa un 31% menos respecto a los 2,018,298,114 pesos asignados en el PEF del año pasado.

Uno de los puntos clave que mencionó el presidente Andrés Manuel López Obrador fue la creación de 10 parques industriales que permitan la inversión extranjera directa, esto debido a la gran ventaja competitiva que dejara el desarrollo de la infraestructura del proyecto Istmo.

Por otro lado, algo importante que mencionó el presidente es que ninguna obra del Istmo de Tehuantepec se concesionará y tampoco participarán firmas extranjeras porque es un asunto de soberanía; por lo que SEMAR será quien opere estos proyectos para evitar el concesionar al sector privado.

La realidad es que el proyecto es ambicioso y tiene como objetivo proyectar a México como una ruta logística de primer mundo. El desarrollo del proyecto traerá inversión extranjera, la cual se necesita para generar mayores operaciones de comercio exterior.

Durante el año veremos los avances de este hasta la culminación del proyecto que promete mucho para el desarrollo no solo de la zona sino del país.