Hoy en día es de suma importancia conocer las herramientas y programas que se tienen para el fomento al comercio exterior para así aprovechar las ventajas que se pueden obtener de ellos.

Uno de los regímenes aduaneros que tiene muchas ventajas para las empresas que tienen operaciones de comercio exterior es el Recinto Fiscalizado Estratégico (RFE) que analizaremos y daremos un panorama de este en nuestro país, así como los modelos que se usan en otros países y que semejanzas y diferencias tiene en comparación con el modelo establecido en México. Pero antes de ello disiparemos una de las dudas que se tienen muy frecuentemente y es la diferenciación entre el RECINTO FICALIZADO ESTRATEGICO Y REGIMEN RECINTO FICALIZADO ESTRATEGICO.

Los recintos fiscales son aquellos lugares en donde las autoridades aduaneras realizan funciones de manejo, almacenaje, custodia, carga y descarga de las mercancías de comercio exterior, fiscalización, así como el despacho aduanero de El Recinto Fiscalizado se refiere a un lugar administrado por particulares dónde el Servicio de Administración Tributaria otorga concesión para que empresas privadas brinden los servicios de manejo, almacenaje y custodia de mercancías, en inmuebles ubicados dentro de los recintos fiscales, en cuyo caso se denominarán recintos fiscalizados concesionados. El primer Recinto Fiscal es dónde se encuentra Administrado por la Propia Autoridad Aduanal, ejemplo de ellos tenemos en los pequeños aeropuertos interiores del país dónde existen arribos de mercancías de procedencia extranjera y los segundos se tratan de lugares concesionados vía licitación por el SAT a particulares.

Ahora bien por definición vamos a diferenciar el Recinto fiscal y el Régimen aduanero Recinto fiscalizado estratégico.

 

 

Definición de Recinto Fiscalizado Estratégico:

Es un inmueble ubicado dentro de la circunscripción de cualquier aduana, el cual se habilita para la introducción de mercancías bajo el régimen aduanero también denominado recinto fiscalizado estratégico. Una vez que se otorga la habilitación del inmueble, se está en posibilidad de que una tercera persona obtenga la autorización para destinar, dentro del mismo, las mercancías al régimen aduanero de recinto fiscalizado estratégico, conocidos como operadores del régimen.

 

Definición de Régimen Recinto Fiscalizado Estratégico:

Régimen que permite introducir mercancía extranjera, nacional o nacionalizada por tiempo limitado para ser objeto de manejo, almacenaje, custodia, exhibición, venta, distribución, elaboración, transformación o reparación y mensajería. Estos dos conceptos se usan con diferentes nombres en diferentes países para poder hacer de su comercio exterior una tarea mucho más sencilla y simplificada. A continuación hablaremos acerca de dicho régimen aduanero.

En México se cuentan con 6 regímenes aduaneros y dentro de ellos se encuentra el Recinto Fiscalizado Estratégico, el cual es ideal para empresas grandes que quieren disminuir tiempos logísticos.

Algunos de los beneficios que se tienen al optar por este régimen aduanero son los siguientes:

  • Reducir tiempos y costos logísticos.
  • Disminuir gastos, ya que no se pagan impuestos al comercio exterior de manera inmediata, ni cuotas compensatorias.
  • Manejar importaciones y exportaciones en el menor plazo posible.
  • Incrementar la seguridad de la mercancía.

 

En México se cuentan con 6 regímenes aduaneros y dentro de ellos se encuentra el Recinto Fiscalizado Estratégico, el cual es ideal para empresas grandes que quieren disminuir tiempos logísticos.

 

Fiscalmente podemos tener los siguientes beneficios:

  • Se otorga un estímulo fiscal a los contribuyentes que obtengan autorización para destinar mercancías al régimen RFE, igual al monto del aprovechamiento que resulte de calcular el 5% de la totalidad de los ingresos obtenidos, para acreditarlo contra el monto que se deba pagar por dicho aprovechamiento.
  • Se permite obtener de forma inmediata la certificación para efectos del IVA y del IEPS, al recibir autorización como operador del régimen de RFE.
  • Se establece que en lugar de aplicar la tasa o cuota que normalmente corresponda conforme a la Ley Federal de Derechos: (a) los contribuyentes que destinen maquinaria o equipo vinculado a procesos de elaboración, transformación o reparación al régimen RFE, podrán calcular y pagar sus derechos conforme a la tasa de 1.76 al millar sobre el valor que tengan dichos bienes; y, (b) los contribuyentes que destinen cualquier otro tipo de mercancía a dicho régimen podrán pagar la cantidad de 280 pesos (en su momento con la actualización que corresponda).
  • Se podrá extraer del inmueble RFE mercancía nacional o nacionalizada, para reincorporarse al mercado nacional sin que se considere que existe importación, siempre que no haya sido objeto de modificaciones, ni hayan transcurrido los plazos a que se refieren las Reglas Generales de Comercio Exterior.
  • Se permite el ingreso al inmueble RFE de mercancía nacional o importada en definitiva para efectos de almacenaje, exhibición, venta y distribución, sin que sean destinadas al régimen RFE. En este caso, dichas mercancías no se considerarán exportadas.
  • El apoyo y beneficio no solo se limita a los incentivos fiscales, sino también a los beneficios operativos y beneficios administrativos que conlleva su uso:
  • Se agiliza tanto la autorización para destinar mercancías al régimen, como la autorización para habilitar un inmueble para la introducción de mercancías, mediante prórrogas automáticas, presentando la solicitud correspondiente, siempre que el contribuyente se encuentre al día en sus obligaciones fiscales.
  • Se incrementan los plazos para realizar rectificaciones de origen y generales.
  • Se elimina la superficie mínima de operación para que puedan existir recintos de menor tamaño.
  • Se permite el establecimiento de empresas IMMEX dentro de RFE, cumpliendo requisitos, formalidades, derechos y obligaciones propias de empresas IMMEX.
  • El plazo de permanencia de las mercancías en general se amplía de 24 a 60 meses, y para maquinaria, será por el plazo de vigencia de la autorización.
  • De ubicarse colindante con un recinto fiscal de la franja fronteriza del país, se podrán introducir o extraer mercancías de comercio exterior al RFE, bajo el esquema de despacho conjunto.

Facilidades administrativas:

  • Inscripción inmediata en el Padrón de Importadores de Sectores Específicos, una vez que cuenten con la autorización de operador del régimen de RFE.
  • Realizar ante cualquier aduana el despacho de mercancías para su introducción o extracción al régimen.
  • Se posibilita efectuar el traslado de mercancías de un RFE localizado dentro de la circunscripción de una aduana interior hacia uno ubicado en la franja fronteriza.

Actualmente, existen recintos fiscalizados en 32 regiones de México, donde se puede aplicar el régimen de Recinto Fiscalizado Estratégico.

 

Modelos similares alrededor del mundo:

En el contexto internacional, las Zona Económicas Especiales (ZEE) son conocidas en algunos países como Zonas Francas o Zonas de Libre Comercio, el “Convenio Internacional para la Simplificación y Armonización de los Regímenes Aduaneros”, mejor conocido como “Convenio de Kyoto”, señala que se entiende por Zona Franca “una parte del territorio de una Parte Contratante en el que las mercancías allí introducidas se considerarán generalmente como si no estuviesen dentro del territorio aduanero, en lo que respecta a los derechos y los impuestos a la importación”.

  • En el sistema aduanero de EUA, las Zonas de Libre Comercio (Foreign-Trade Zones) son áreas seguras bajo la supervisión de la autoridad aduanera estadounidense (U.S. CBP), que se consideran por lo general fuera del territorio de dicha autoridad para propósitos de pago de derechos de aduanas, las cuales se sitúan en o cerca de los puertos de entrada de la aduana. Actualmente, existen alrededor de 230 FTZ y casi 400 subzonas en EUA.En los Estados Unidos, las zonas francas manejan una parte sustancial de las importaciones totales (alrededor del 38% en 2018)
  • En el sistema Europeo, las zonas francas son áreas delimitadas dentro del territorio aduanero de la Unión donde se pueden introducir mercancías no pertenecientes a ésta libres de derechos de importación, otros gravámenes (es decir, impuestos) y medidas de política comercial.

Dichas mercancías pueden, después del período en las zonas francas, ser despachadas a libre práctica (sujeto al pago de derechos de importación y otros cargos), o ser colocadas bajo otro procedimiento especial (por ejemplo, perfeccionamiento activo, admisión temporal o procedimientos de uso final – bajo las condiciones establecidas para estos procedimientos) o reexportadas.

Los bienes de la Unión también pueden introducirse o almacenarse, trasladarse, utilizarse, transformarse o consumirse en zonas francas. Posteriormente, dichas mercancías podrán exportarse o introducirse en otras partes del territorio aduanero de la Unión.

En la UE, no se concede ninguna exención de derechos a las importaciones que pasan por las zonas francas porque las zonas francas se utilizan principalmente para suavizar los procesos aduaneros; en cambio, se logra un efecto similar a través de un esquema de suspensión de derechos de importación.

  • Las zonas francas de China también representan una parte importante y creciente del comercio general. Si bien la exención de los aranceles de importación no es actualmente una característica de las zonas francas en China, esto se ha estado considerando y puede cambiar como parte de la expansión continua de las zonas francas. En China, existen actualmente 12 grandes zonas francas. Estas zonas emplean al 4% de la mano de obra y manejan bienes que representan alrededor del 17% del total de las importaciones chinas. Al igual que en

Estados Unidos, alrededor de la mitad de estos bienes se destinan al consumo interno y la otra mitad a la reexportación. Los productos electrónicos y maquinaria importados a través de las Zonas Francas representan el 20% de las importaciones en sus respectivos sectores (ver Gráfico A), mientras que los bienes de transporte representan el 25% de las importaciones en ese sector. Las empresas ubicadas en las Zonas Francas (así como en otras zonas económicas especiales) también pueden aprovechar los controles de capital más flexibles y las ventajas fiscales.

 

Importaciones de China y EE. UU. A través de Zonas Francas en 2018.

(Importaciones de estatus extranjero como porcentaje de las importaciones totales en cada sector)

Zonas Económicas Especiales en China, el éxito de Asia

Existen un total de 12 Zonas Económicas Especiales en China, de las cuales, la primera de ellas, Shanghai, fue establecida en 2013. A partir de entonces 11 más han sido añadidas, siendo Hainan la SEZ incluida más recientemente en 2018.

2013 Shanghai: 121km2

2015 Fujian: 118km2

Tianjin: 120km2

Guangdong: 116km2

2017 Chongqing: 120km2

Henan: 120km2 Hubei: 120km2

Liaoning: 120km2

Shaanxi: 120km2

Sichuan: 120km2

Zhejiang: 120km2

2018 Hainan: 35,400km2

 

Estas zonas han generado 40 mil millones de dólares en inversión, pagando 3.000 millones de dólares en impuestos en los países anfitriones y creando 300.000 puestos de trabajo, detalló Trankmann, citando datos del Ministerio de Comercio de China.

Estas zonas en China han sido encaminadas son a la sostenibilidad y se apoyan en políticas propicias, las ZEE y las ZLC pueden ser plataformas clave para una inversión sostenible y poder avanzar en los objetivos de crecimiento sostenible a nivel mundial.

China está apostando en el crecimiento de estas zonas para fomentar el crecimiento y el pespunte de la economía después de una desaceleración debido a los estragos que dejó el COVID-19 en la economía mundial.

Las ZEE (zonas de libre comercio en China) proporcionaron la plataforma para que China se convirtiera en la fábrica del mundo y transformara su economía agraria y pobre en una robusta economía industrial, la segunda del mundo.

Ahora, rumbo a otra era y nuevas tecnologías, apostarán todo a sus fortalezas en inteligencia artificial y tecnología digital para lograr llegar a convertirse en un centro tecnológico más importante, incluso más grande que Silicon Valley, refrendando la ambición china de convertirse en un líder tecnológico global para el 2035.

Tags: